Pampa Louzao. Artista.

Pampa es acuariano, analítico, observador al mango, sensible y romántico. Nos comparte un poco de su historia con histrionismo, y generosidad. Después de nuestra charla, entendemos que Pampa es un distinto, quizás a su pesar. Piensa y ve el mundo distinto al común de los humanos.

Pampa nos cuenta de cuando entró a Ciudad Universitaria a estudiar Diseño Industrial, y el impacto que generó en él esa mole de cemento, tener dibujo como materia, ver gente nueva, distinta, le partió la cabeza y le abrió los ojos.

Otro momento clave en Pampa fue cuando su profesora de Morfología, lo saca de clase y tratandoló de igual a igual le advirtió que él estaba en la carrera de Diseño Industrial, y sugirió en una forma muy directa y sentida que lo suyo quizás era el arte.

Para Pampa eso fue una alarma reveladora, y tuvo que hacerse cargo.

e4583d_4cefe08377a542fa824c9bc9c1bd521cmv2

Ya en el IUNA, cansado de Dibujo I, de dibujar botellas y naturaleza muerta a modo de ejercicio, un día llega tarde a clase y se manda atrás de un biombo e irrumpe en la clase de Dibujo III y una mujer desnuda, estaban haciendo modelo vivo. Y Pampa vio esto como un regalo, se acomodó en el piso, y se puso a dibujar, no volvió mas a Dibujo I. Un gran momento.

Tras una gran desilusión personal, Pampa dibujo durante 3 años ‘de bronca’, sin salir de su casa. Llegó el día en que decidió irse a  Londres. Y durante 8 meses vivió la experiencia de vivir afuera, crecer como artista, tener un estudio, laburar, y tener que venderse como artista, tocar puertas. Y no paró hasta que consiguió entrar con sus obras en Westbank Gallery.

Cómo manifiesto, o como intimidad compartida, Pampa llega a la entrevista con 3 cuadernitos donde hay notas y dibujos. Entre nosotros, un recorte del mundo interno de Pampa:

e4583d_8cb088cff804485780a3fbef62abe6b3

¿Qué te inspira? Justo me agarrás en un momento en que estoy virando la técnica por lo que naturalmente, vira lo que me inspira. Al entrar el color (estoy empezando a pintar) entran nuevos factores de composición de la obra, que hacen que también me inspire o intente ir a buscar otra fuente inspiración.

Con respecto a mi obra de los años pasados, al ser dibujo con birome, eran más bien ideas en concreto. Lo que me inspira es siempre encontrar al 100% lo que me gusta. Como un nene que quiere agarrar algo de la mesa y se estira y se estira hasta que lo agarra. Bueno esto es igual, me gustan ciertas cosas y voy a buscarlas para inspirarme. Esas son: los animales, la geometría, la arquitectura, los humanos, y la naturaleza. Me llama mucho la atención la forma y la morfología. Siempre recurro a eso para empezar los dibujos y después trato de fusionarlos entre sí.

e4583d_404a990fc0144cd7a4c65c569320c875

“Lo que me motiva es conectar con la tierra y percibir maravillas en lugares que antes pasaban desapercibidos. Es frenar con esta rutina diaria de pensamiento, de llegar a fin de mes, de hacer lo que TENES que hacer porque así te lo dijeron, frenar con todo eso. Lo que intento hacer es mostrar esas pequeñas maravillas. Una planta es una planta si, pero no es lo mismo ese lazo de amor (señala) a ese cactus. Que me quiere decir ese cactus?”

¿Un ritual que tengas? La música. Siempre. Es música y mate. Elijo muy bien la música que voy a poner para pintar…. Me pego unos viajes!

¿Una cualidad que te reconozcas? Escucho a la gente y soy mediador.

¿Un miedo? El de la muerte.

¿Algo que te aburra soberanamente? El noticiero.

Te gustaría ser más… moderno.

¿Cuál es tu mejor plan? Salir a comer una pizza con mi novia.

¿Un buen consejo que te hayan dado? ‘Pará la moto’, me dijo Joaco.

¿Qué fue lo último que te voló la cabeza? Empezar a pintar y que me salga.

¿Un mito derribado? Que el artista tiene que ser de una forma alocada, o drogadicto o bohemio, o que no le tiene que importar la plata. Y ahí dije: entonces si quiero ser artista chau a todo lo que me gusta, chau familia. Derribado. No tiene nada que ver. Más en estos tiempos multifacéticos.

¿El ego? Está buenísimo. A veces, me deja flotando en Neptuno. El ego me permite trabajar, lo meto todo ahí. Después cuando salgo, soy medio cagón. Estoy empezando a destinarlo no todo a la obra sino mas bien al persona Pampa, porque es el que me va a tener que vender también. Si yo no uso ese ego para salir confiado, la gente me pasa por arriba. La obra está buena pero no se defiende por si sola, tengo que salir yo a mostrarme firme.

¿Las críticas? Pasa esto con las obras, mientras las haces están como en la nube, en el App Store suponete, una vez que la terminas, te la bajas, y listo chau, nose de quién es. Entonces, adelante, critica todo lo que quieras.

¿Los límites? Son importantes. A veces me cuesta identificar. Conmigo mismo los tengo bien, en grupo me cuesta marcarlos.

Un libro: El Poder del Ahora.

Una Película: El Castillo Encantado de Miyazaki

www.pampalouzao.com.ar

yuki-redes-12

yuki-redes-13

Written by:

Buscamos apoyar los productos, servicios, movidas e iniciativas de nuestra generación, fomentando su consumo, su divulgación, haciéndolo accesible en un mismo lugar, donde el yuki es el protagonista.